¿Cómo realizar la mejor planificación financiera?



Lo más importante es saber que la inversión ideal es la que se adapta a los objetivos del ahorrador, teniendo en cuenta su horizonte de inversión, su fiscalidad y su perfil de riesgo.


Comenzaremos por fijarnos un objetivo. A continuación se debe calcular cuánto dinero se necesita para la consecución del mismo y, tras analizar el patrimonio de ingresos actuales, hay que determinar qué rentabilidad se debe exigir a la inversión y cuál es la mejor forma de obtenerla. En este punto, nosotros te podremos asesorar.


El objetivo marcará también el plazo de la inversión. Cuanto mayor sea el horizonte temporal, mayor deberá ser la exposición a renta variable, que es el activo más rentable a largo plazo. En cambio, los objetivos más a corto plazo deberán apostar por una estrategia más conservadora.


Pero el objetivo de inversión no lo es todo. Es importante valorar el nivel potencial de pérdidas que podríamos asumir. Si nuestro perfil de riesgo no nos permite obtener la rentabilidad que necesitamos es necesario reducir el nivel de gasto o marcar un objetivo más asumible, pero debemos tener en cuenta que nuestro mínimo será tratar de batir la inflación. De lo contrario, la pérdida de poder adquisitivo neutralizará las posibles ganancias.


Con todo, el ahorrador también ha de ser consciente del factor fiscal, porque tanto el producto financiero elegido como el momento que se escoge para aflorar plusvalías puede influir directamente en la cantidad de impuestos que pagamos y, por tanto, en nuestra rentabilidad total.


Y para finalizar, dos consejos: una vez determinada la estrategia, conoce los productos en los que inviertes y controla tus emociones.

#asesorfinanciero #planificaciónfinanciera #EFPA #inversión #finanzas #productosfinancieros

Destacado
Reciente
Archivo

Despacho ASEMADE

Avenida de Barcelona, 33

15706 Santiago de Compostela - A Coruña

Teléfono

T:  902 150 152

 

  • facebook
  • Twitter Clean
  • LinkedIn Clean

© 2020 by asemade.